La historia detrás del proyecto


Cuando tuve que mudarme por trabajo me preparé unas pocas fotos para decorar mi habitación y sentirme como en casa a pesar de estar lejos de mi familia. El sentimiento que tuve al colgarlas en mi nueva habitación fue tan conmovedor que pensé que no podía dejarlo escapar sin más. Así que solo tenía una opción… preparar más fotos y enviároslas para que sintieseis lo mismo.

Y de ahí nació la idea.

Tanto si te acabas de cambiar de casa como si crees que alguna pared de tu casa está muy sola tenemos algo que enseñarte. Le damos color a fotografías históricas del siglo XX, creando un elemento único de decoración a partir de imágenes de alta calidad.


Disfrútalas, también son tuyas.

Compromiso social

Nos gusta contribuir a nuestro entorno y por eso trabajamos con proveedores locales, todos ellos de Galicia. Así podemos controlar todo el proceso productivo y nos aseguramos de la calidad de cada una de las fotos. Además, ayudamos a su permanencia y desarrollo en el mercado. Una cosa más de las que nos sentimos profundamente orgullosos.

Queremos que cuando recibas tu foto sientas lo mismo que cuando yo colgué las mías. Creemos que comprar por internet tiene que ser como si tuvieses el producto en tus manos, para ello mantenemos un alto estándar de calidad en todos los envíos que hacemos.

¿Te animas a conocer nuestras fotos?

Compromiso social


Nos gusta contribuir a nuestro entorno y por eso trabajamos con proveedores locales, todos ellos de Galicia. Así podemos controlar todo el proceso productivo y nos aseguramos de la calidad de cada una de las fotos. Además, ayudamos a su permanencia y desarrollo en el mercado. Una cosa más de las que nos sentimos profundamente orgullosos.

Queremos que cuando recibas tu foto sientas lo mismo que cuando yo colgué las mías. Creemos que comprar por internet tiene que ser como si tuvieses el producto en tus manos, para ello mantenemos un alto estándar de calidad en todos los envíos que hacemos.

¿Te animas a conocer nuestras fotos?

embalaje

Te contamos cómo lo hacemos

Paso a paso, foto a foto

camara-antigua-rolleiflex

01. Elección de la fotografía

Un buen trabajo requiere de un buen punto de partida. La elección de la fotografía que se va a trabajar es muy importante, siempre pensamos en cómo quedaría colgada en una pared.

02. Restauración

Antes de dar color reparamos la fotografía. Lo más típico son los rayones y las manchas de humedad. También son frecuentes las fotos que tienen una esquina muy deteriorada, ahí es donde tenemos que sacar el genio de la lámpara e imaginarnos qué había ahí.

03. Documentación

En un proceso de recuperación histórica tenemos que saber de qué color era la ropa de la gente, los muebles, los coches e incluso las casas. Pretendemos dar el máximo realismo posible, queremos que veáis los colores como eran realmente.

04. Coloreado

El conjunto de luces, su incidencia y las sombras que capta la cámara en cada momento hace una fotografía única. Estas características tenemos que respetarlas a rajatabla porque, de lo contrario, estaríamos falseando la foto. Obviamente las cámaras de la primera mitad del siglo XX no captaban la misma cantidad de color que las de hoy en día, por lo que no podemos exagerar el contraste ni buscar colores demasiado intensos.

05. Impresión “on-demand”

Durante el proceso de impresión verificamos las copias al detalle para asegurarnos de que todo ha ido sobre ruedas. Utilizamos papel FineArt para asegurar la máxima calidad y durabilidad de la copia, aun así, te recomendamos mantenerla alejada de cualquier fuente de calor y humedad intensa.

06. ¿Enmarcada?

Sí, por favor: si eliges la opción de foto enmarcada te llegará a casa una copia lista para colgar. Solo tienes que elegir dónde.

Hemos escogido los marcos más chulos, seguro que te encantan.

Pongas donde pongas tu foto, te quedará que ni pintada

Si has llegado hasta aquí es que el proyecto te interesa de verdad. La gente como tú es la que nos ayuda a ir un poco más lejos.

Venga, disfruta las fotos y muchas gracias por apoyarnos 😊